BLOG

¿CÓMO TRABAJAR POR UNA CIENCIA IGUALITARIA CON CHICOS ADOLESCENTES?

Unai Villena Camarero

Hoy es mi turno, mi primer escrito en el blog. Y no falla, es matemático: como me pasa cada vez que hago algo por primera vez, también siento esa mezcla de ganas, inquietud, incertidumbre e ilusión. Como es la primera, comenzaré por el principio: explicando cómo he llegado hasta aquí. 

Hace tres años creamos el colectivo Sorkin entre siete personas (cinco mujeres y dos hombres) a las que nos unía, además de la amistad, tener en común estudios de base científico-técnológicos y una fuerte vinculación con el mundo de la transformación social. En el colectivo trabajamos lo que llamamos saberes que ponen la vida en el centro”, queremos implementar propuestas educativas que incorporen esos saberes, extraigan la ciencia implícita en ellos y generen referentes de mujeres que hacen ciencia. Junto con ello, también buscamos:

  •  cuestionar cómo se legitiman el  conocimiento y la ciencia
  •  fomentar el pensamiento crítico
  •  repensar el valor social de las tareas de cuidados
  •  favorecer la erradicación de los roles, estereotipos y relaciones desiguales de género

Pasamos dos años sentando las bases y dando forma al colectivo, y comenzamos a trabajar en un proyecto concreto: la guía didáctica "La ciencia que se esconde en los saberes de las mujeres”. Se trata de una guía concebida con dos objetivos: por un lado, empoderar a las jóvenes adolescentes e incentivar su vocación científica; y por otro, promover modelos de masculinidad alejados del hegemónico y actitudes corresponsables en las tareas de cuidados entre los adolescentes varones. Durante el año que duró el trabajo de documentación para elaborar la guía recopilamos abundante información y herramientas orientadas al primero de los objetivos; con el segundo, sin embargo, tuvimos dificultades porque apenas existen (o no conseguimos encontrar) investigaciones/iniciativas/proyectos centrados en trabajar específicamente la ciencia y el seximo con los chicos adolescentes.    

En Sorkin tenemos clara la necesidad de hacer propuestas concretas dirigidas a ellos, pero, ante la falta casi absoluta de referencias, no nos quedó otro remedio frenar, mirar para adentro y empezar desde nosotros mismos (los “chicos adultos” del ámbito de la ciencia y la tecnología). A ello hemos dedicado estos últimos meses: a aprender, reflexionar, desaprender y tomar conciencia de lo que nos toca. Y en ello seguimos, a sabiendas de que será un camino largo y empinado en el que no hay marcha atrás. Tampoco quisiéramos retroceder, nos empujan los objetivos que ya vamos consiguiendo:

  • Identificar cómo operan en nosotros (y cómo alimentamos) el patriarcado, la heteronorma y el sexismo que nos rodean desde pequeños. Ser conscientes de cómo nos atraviesan, nos han encaminado, dado forma, traído privilegios y al mismo tiempo impuesto limitaciones.
  • Aprender de nuestras compañeras.
  • Entender que, aunque se considere neutral y objetiva, la ciencia es una construcción sociocultural más, que como cualquier otra está atravesada por los patrones patriarcales y capitalistas que rigen nuestra sociedad. 

Ahora queremos ir un paso más allá y hemos organizado una sesión de trabajo para reflexionar en torno al trinomio masculinidad-ciencia-adolescencia desde un punto de vista coeducativo. La celebraremos el 24 de enero en Bilbao, y en ella compartiremos nuestras inquietudes respecto al tema y algunas de las propuestas que hemos desarrollando en los últimos tiempos, con la intención de profundizar en ellas y generar nuevas junto con las personas asistentes.

Hemos invitado a participar en la sesión a varias personas que trabajan en los ámbitos científico-tecnológico y de la educación (tanto formal como no formal) y estamos conformando el grupo con ellas, pero no es un grupo cerrado: si tienes interés y tú también quieres participar, ponte en contacto (escribiéndonos al email info@sorkinsaberes.org) y te responderemos dándote más información.

La fotografía que ilustra el post fue realizada por Mónica Oyarzábal Escudero (imagen del taller que realizamos con adolescentes en un Gaztegune de Bilbao para trabajar la ciencia desde otras miradas).

Compartir en Facebook Compartir en Twitter